la f uentezuela.com
Almedinilla lunes, 24 de julio de 2017

| PORTADA | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
OPINIÓN

OPINIÓN | Educación
Ingenieros del alma

Miguel Ángel Santos Guerra
miércoles, 05 de julio de 2017 (09:47:40)

0 Comentarios - 39 Visitas

Compartir Imprimir

Alguien ha utilizado hace unos días esta expresión para referirse a los docentes Me ha parecido una interesante, hermosa y profunda metáfora. Nada será suficiente para comprender y ensalzar la más compleja y decisiva tarea que se le ha encomendado al ser humano en la historia: trabajar con la mente, el corazón (y el cuerpo, me corrigió en cierta ocasión un profesor de Educación Física) de las personas. Los docentes manejan “materiales” de altísima sensibilidad: ideas, expectativas, motivaciones, concepciones, actitudes, sentimientos, valores… En cualquier otra actividad, el mejor profesional es el que mejor manipula los materiales, en la profesión docente es el que más y mejor los libera.

La ingeniería es el arte y la ciencia de tomar decisiones, partiendo de datos incompletos e inexactos, a la hora de buscar de entre las posibles soluciones de un problema, aquella que es la más adecuada. El ingeniero en su profesión acostumbra a tomar decisiones y realizar compromisos, siempre con el objetivo de encontrar soluciones y resolver problemas. Es la justa réplica a las exigencias de la tarea educativa. Partiendo de datos incompletos, inconexos y frecuentemente inexactos el educador ofrece orientaciones para el aprendizaje de las ideas, el desarrollo emocional y las actuaciones morales.

Hay, sin embargo, una variable que hace diferente una ingeniería y otra. Los materiales inertes responden de manera idéntica en un lugar u otro, en un momento u otro, en una situación u otra. El ser humano, por contra, es impredecible. En educación no sucede que si A, entonces B. Lo que sucede realmente es que si A, entonces B, quizás. En primer lugar porque cada persona es diferente. En segundo lugar porque el momento, el lugar y la situación pueden ser determinantes. En tercer lugar, porque todo ser humano tiene una historia que le ha llevado hasta el momento que está viviendo.

No hay tarea más compleja. No hay tarea más importante. Lo debería reconocer cada ciudadano y ciudadana de un país. Lo deberían reconocer pública y eficazmente los políticos. Pericles reunió en cierta ocasión a los arquitectos, a los matemáticos, a los filósofos, a los guerreros, a todos los que con su trabajo defendían la ciudad de Atenas. De pronto se dio cunea de una curiosa ausencia. Faltaban los maestros, Los mando llamar. Y dijo:

– Aquí estaban quienes con su esfuerzo embellecen y protegen las ciudad, pero faltaban ustedes, que tienen la misión más importante y elevada de todas, la de transformar y embellecer el alma de los atenienses.

Mi entrañable amigo Horacio Muros, ingeniero de profesión me dijo un día al terminar una conferencia en Malargüe:

– Profesor, soy un converso.

– ¿Un converso?, pregunté.

– Si. Soy ingeniero de formación. Pero me he convertido a la educación. Porque la educación es un arte sublime ya que influye en la formación de los seres humanos y, a través de ellos, en la sociedades.

He dirigido durante años la tesis doctoral de Ruby Miranda Osorio, una profesora de Santiago de Chile, Tesis que se defenderá pronto en la Universidad de Alcalá de Henares. Este es el significativo título del trabajo: “El reto de enseñar en la Universidad. Trayectorias docentes de profesionales de ingeniería que han elegido la docencia como segunda carrera”.

En esas historia se puede comprobar, según manifiestan los interesados, que la complejidad de las tareas de ingeniería aumenta cuando la materia de intervención es la mente, es el corazón de las personas. Es más compleja y, a la vez, más apasionante. Es más compleja por la naturaleza de la tarea. Manipular, decía más arriba, es más fácil que liberar. El ingeniero que trabaja con objetos no tiene réplicas, no tiene objeciones, no tiene discrepancias. Es dócil hasta el límite de lo posible. El ingeniero de almas trabaja con personas que tienen capacidad de respuesta, capacidad de reacción, capacidad de criterio. Por otra parte, la finalidad de una obra y de otra es diferente. En el caso del ingeniero de los materiales, lo que pretende es hacer lo que él desea, pero el ingeniero del espíritu tiene que ayudar a que el alumno consiga hacer y ser aquello que le interesa. Lo que le dice al ingeniero del alma es: “Ayúdame a hacerlo solo, ayúdame a ser autónomo. Ayúdame a pensar por mí mismo, a decidir por mí mismo, a responsabilizarme por mí mismo”.

El Consejo Federal de Decanos de Ingeniería de la República Argentina (CONFEDI) redacta en 2001 un interesante Informe sobre la exploración del vocablo ingeniería. “El vocablo ingeniería, se dice en la introducción al informe, debe tener la majestad, nobleza y dignidad que tienen los nombres de todas las profesiones intelectuales universitarias en el mundo”.

El Informe presenta 32 definiciones recogidas de diferentes academias, diccionarios y expertos. Cribando semánticamente las definiciones y otras de mi propia cosecha he reconocido siete características del concepto todas ellas aplicables a la tarea del educador como ingeniero del alma. En ellas aparece la idea de que la ingeniería es un arte, una técnica y una ciencia. En segundo lugar, se plantea la aplicabilidad del conocimiento que encierra (se habla de tomar decisiones), en tercer lugar, se infiere que en el concepto debe estar presente un componente creativo o imaginativo, en cuarto lugar, las definiciones hacen referencia al carácter problemático e incompleto de los datos de los que se parte para hacer la intervención. En quinto lugar se habla de una aplicación que se hace con criterio (con racionalidad) y conciencia (así escrito, junto, haciendo expresa referencia a la ética). En sexto lugar, se afirma que esos conocimientos nacen del estudio, de la experiencia, de la investigación y de la práctica. En séptimo lugar, la finalidad siempre se sitúa en la mejora de la realidad presente, en la transformación del material sobre el que el ingeniero interviene.

La práctica de la ingeniería, frecuentemente realizada en equipo, pone en ejercicio numerosas funciones que tienen la correspondiente traslación a la práctica educativa:

Dice el Informe de la CONFEDI: “La práctica de la ingeniería comprende el estudio de factibilidad técnica económica, investigación, desarrollo e innovación, diseño, proyecto, modelación, construcción, pruebas, optimización, evaluación, gerencia, dirección y operación de todo tipo de componentes, equipos, máquinas, instalaciones, edificios, obras civiles, sistemas y procesos. Las cuestiones relativas a la seguridad y la preservación del medio ambiente, constituyen aspectos fundamentales que la práctica de la ingeniería debe observar”.

No obstante, la gran diferencia que encubre la metáfora se encuentra en el hecho de que el ingeniero del alma puede ser, a su vez, transformado y mejorado por aquellas personas sobre las que actúa. Lo expresa claramente el titulo de un libro mío ya alejado en el tiempo, pero presente en la esencia. Yo te educo, tú me educas.








Añadir comentario

LOS COMENTARIOS SERÁN REVISADOS ANTES DE SER PUBLICADOS.
La Dirección de La Fuentezuela no publicará aquellos comentarios que sean ofensivos, contengan insultos o supongan una falta de respeto manifiesta hacia el contenido o autor del texto.

ES NECESARIA UNA DIRECCIÓN DE EMAIL VÁLIDA EN LA QUE SE RECIBIRÁ UN CÓDIGO DE ACTIVACIÓN QUE DEBERÁ VALIDAR PARA QUE EL COMENTARIO SEA PUBLICADO.

Esta dirección NO será utilizada para ningún otro tipo de envío ni se hará pública.

Nombre:
Email: (El email no será publicado)
Comentario:
Debe introducir el código de validación antes de enviar su comentario.

He leído y acepto la Política de Privacidad incluida en el Aviso Legal.



Noticias mas recientes Noticias mas visitadas Noticias mas comentadas Últimos comentarios  








| PORTADA | | | ANDALUCÍA | NACIONAL | SALUD | COMARCA | RINCÓN LITERARIO | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | ESPECTÁCULOS | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
| AGENDA | GALERÍA FOTOGRÁFICA | TELÉFONOS | EL TIEMPO | HEMEROTECA | ENLACES | CONTACTO | AVISO LEGAL |

Web desarrollada por A.R. Comunicación e Imagen sobre una resolución óptima de 1024x768